Morelos, al acuartelarse en Oaxaca, habitó esta casa construida en 1606

  • Ha soportado embates de temblores y la guerra de Independencia, dice Cronista

Guillermo Castillejos Avila

En esta casona ubicada en contra esquina del Palacio de gobierno, permaneció hasta el 7 de Febrero de 1813, el Generalísimo José María Morelos y Pavón, después de arribar a la ciudad de Oaxaca el 25 de Noviembre de 1812, durante los inicios de la guerra por la Independencia de México.

Morelos entró con su tropa y ordenó acuartelarse en Oaxaca; la toma de la ciudad se realizó en  aproximadamente 3 horas, incluso un  comandante Melchor que procedía de la Capitanía de Guatemala rumbo a México para recibir el  nombramiento de Virrey, suspendió su viaje por la presencia del Generalísimo y su ejército.

Según comentario del Cronista de la ciudad de Oaxaca, Jorge Bueno Sánchez, la casa era propiedad de un español y ahí se reunió Morelos con sus gentes, entre ellas su secretario particular,  Andrés Quintana Roo, y quienes se habían adherido a la lucha por la Independencia, entre ellos Carlos María de Bustamante que había llegado a Oaxaca en el mes de Diciembre para hacerse cargo como inspector de las tropas, de la imprenta y del periódico Correo del Sur, medio de propaganda que usaban los insurgentes.

Se le unieron también José María Lagardi y Manuel Sabino Crespo, pensadores libres que reciben el apoyo de un ex sacerdote, San Martín, que había sido Comandante del batallón La Mermelada.

Estos pensadores dan una idea a Morelos de lo que tendría que ser la República—país o nación—donde la religión debería ser única y sagrada.

Se habló de la necesidad de contar con leyes para conformar un Congreso constituyente y con  esa idea, el Generalísimo en forma urgente trató de arribar al Estado de Guerrero, se dirige a Nochixtlán y deja a Oaxaca con  una tropa de mil soldados.

A Morelos en su camino a Nochixtlán, se le integran campesinos, continúa hacia Tlaxiaco, llega a Putla, arriba a Acapulco, después a Chilpancingo, donde convoca en Septiembre de 1813 a un Congreso constituyente, denominado Congreso de Anáhuac.

Surgen los Sentimientos de la Nación, donde Morelos se define como Siervo de la Nación y se nombran los primeros diputados al Congreso, entre ellos Manuel Sabino Crespo, Carlos María de Bustamante y José María Galardi, éste último es nombrado presidente del Congreso

El edificio donde habitó Morelos, a su paso por Oaxaca, es del siglo 18, ha soportado embates de los temblores, de la guerra y desde uno de los balcones, el Generalísimo, en cierta ocasión, lanzó monedas al pueblo, afirmó Jorge Bueno.  

En otra de sus acciones, durante una visita a la Virgen de La Soledad, en su templo, depositó su espada ante la Patrona de los oaxaqueños y posteriormente comenzó a organizar las primeras reuniones pensando en un país con Constitución.

 El inmueble construido en 1606 es una casona castiza preciosa con vista a la plaza principal, desde el Portal de Flores y con ampliaciones hacia la primera calle de Trujano; a cientos de años de su construcción se conserva intacta y es un atractivo para turistas internacionales, en su visita a Oaxaca, principalmente la capital del Estado.