Legítimo el movimiento estudiantil de la UNAM en contra de la violencia, otro tipo de demandas no prosperará: AMLO

*Los jóvenes no serán presa fácil de la manipulación; necesario la estabilidad en la UNAM señala Grau

El rector de la UNAM, Enrique Grau, con el presidente electo

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador informó de su reunión con el rector de la UNAM, Enrique Graue, y “coincidimos en que las demandas de los jóvenes son justas y, como espero se atiendan, pronto se volverá a la normalidad. No prosperará ningún intento de desestabilización”.

A su vez la UNAM informó que en el encuentro el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pidió confiar en las autoridades de la Universidad, no caer en ninguna provocación, no aceptar la violencia y optar por el diálogo como la única vía para resolver el conflicto que vive la UNAM.

“Diálogo, diálogo y más diálogo”, subrayó el presidente electo.

Añadió que en la reunión privada López Obrador dijo que el movimiento estudiantil que de manera legítima están impulsando los jóvenes contra la violencia en la UNAM es una demanda justa, y precisó que están actuando con mucha responsabilidad.

Pidió que no haya encubrimiento, que se castigue a los responsables de la agresión contra universitarios manteniendo la autonomía de la Universidad.

Graue y López Obrador coincidieron que hay tanta madurez y responsabilidad en los jóvenes que no va a ser fácil que intereses ajenos puedan montarse en el movimiento para desestabilizarlo. Hay que procurar la estabilidad de nuestra Universidad.

Ha sido ejemplar el comportamiento de los estudiantes, expresó por su parte el rector Graue. “Ahora necesitamos que estas demandas se canalicen por las vías correctas del diálogo, de la apertura, de buscar que la Universidad continúe estable”.

Las medidas contra el porrismo y la inseguridad se tomarán de la mano de trabajadores, estudiantes y profesores, dijo Graue.

Andrés Manuel López Obrador solicitó que se actúe por la vía legal como se está haciendo.

“Los jóvenes se manifestaron porque quieren justicia, que se termine lo que está sucediendo, pero otro tipo de demandas con diferente propósito no funcionarán porque ellos no serán presa fácil de la manipulación”.

No se debe permitir que se contamine con intereses ajenos que nada tienen que ver con la institución y su vida académica, finalizó el presidente electo.