Fraternidad, rompe toda situación de desigualdad e injusticias: PLCH

  • Ante dificultades y desesperanza, Jesús puede transformar nuestras vidas: sacerdote

Guillermo Castillejos Avila

Animo ante la muerte de un ser querido, una enfermedad o dificultades económicas, porque Dios está con nosotros, dijo en su sermón, el sacerdote Ponciano López Chávez, quien ofició la misa del medio día en la iglesia Catedral.

Quien se desempeña como rector del Seminario Pontificio de la Santa Cruz, en ausencia del Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos y el Obispo auxiliar, Gonzalo Alonso Calzada Guerrero, afirmó que la presencia de Jesús cambia y transforma la vida de las personas.

Dijo también que hemos experimentado esa presencia salvadora de Dios, destacando que ante una situación de dificultades, en ocasiones familiar o social y ante la desesperanza, tenemos que reconocer que Jesús puede transformar nuestras vidas y habrá que decirle que abra nuestros oídos, para escucharle.

Mencionó el sacerdote López Chávez que si escuchamos a Dios, muchas cosas se resolverían y referente a los padres de familia, les dijo que no pueden renunciar ni permanecer mudos ante sus hijos.

Tienen que aconsejarles, decirles palabras de aliento y también palabras correctivas, antes de que el niño se vuelva joven, porque en esa época de su vida, es mas difícil que escuche, si desde pequeño no se le enseñó a escuchar la voz de Dios, de sus papás y de los mayores que aconsejan, alientan y corrigen.

Llamó a los feligreses a seguir trabajando por la paz, justicia y fraternidad, para que entre nosotros—dijo—la fraternidad rompa toda situación de desigualdad y de injusticia social.

El rector del Seminario Pontificio, informó que el Arzobispo, Pedro Vásquez Villalobos, se encuentra en la ciudad de Roma, participando en ejercicios espirituales y el próximo día 17 del actual, le será impuesto el palio, en trascendental ceremonia a efectuarse en la iglesia Catedral, con  la presencia del Nuncio Apostólico, Franco Coppola.

Llamó tambien a la feligresía a participar en las festividades del Señor del Rayo, a celebrarse en el mes Octubre próximo, fiesta—dijo—que nos congrega y nos fortalece. Pidió la cooperación voluntaria para que la fiesta sea una fiesta de todos.