Dividido el Estado, el País, nos podemos ir para abajo: iglesia

  • Votar libremente por quienes quieran, llamado del Obispo auxiliar a feligreses 

Guillermo Castillejos Avila

Si nuestro Estado, nuestro País se divide, con mayor facilidad nos podemos ir para abajo, una casa dividida no puede sostenerse en pie, se derrumba, afirmó el Obispo auxiliar, Gonzalo Alonso Calzada Guerrero, en su llamado a votar y participar en la jornada electoral del próximo domingo uno de Julio.

El Obispo auxiliar en la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca, al final de la misa del medio día que ofició en el templo de La Catedral, se dirigió a los feligreses a quienes llamó a reflexionar, después de conocer propuestas de los diferentes candidatos.

Les dijo que el voto debe ser un voto libre, razonado, además de buscar con conciencia lo que consideren que es mejor para nuestra Patria, para nuestro Estado, para nuestra Ciudad.

Calzada Guerrero, referente a la participación política, afirmó que la doctrina social de  la iglesia, es una de las expresiones mas preciosas de la caridad, porque se busca el bien común.

Expresó su negativa a la política de partidismo y se refirió a la política que busca el bien común, donde estamos obligados a participar—dijo—desde nuestra conciencia cristiana.

Directamente a los asistentes a la misa del medio día, que por cierto estuvieron presentes en número reducido a domingos anteriores, los exhortó a votar libremente por quienes quieran.

Que sea aquel por el que consideran que es y pueda hacer algo para mejorar las condiciones de nuestra Patria, de nuestro Estado y de nuestra Ciudad; ojalá todos los que tengan la posibilidad de hacerlo, lo hagan, emitiendo su voto, deseó el obispo auxiliar.

Dijo esperar que vivamos una jornada electoral el domingo uno de Julio con civilidad y no nos dejemos llevar por apasionamientos, manifestando de acuerdo al evangelio de ayer domingo que si el Estado, el país, se dividen, con mayor facilidad  nos podernos ir para abajo.

Manifestó en la parte final de su intervención y llamó a los feligreses a participar con espíritu de buscar el bienestar de nuestra Patria, no de dividir, no de confrontarnos, sino buscando siempre el bien.

En el desarrollo de la misa, estuvo presente el Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos, quien permaneció en el confesionario, atendiendo a cuanta persona se acercó a él a solicitar sus bendiciones y limpiar su cuerpo de pecados.