Conflictos sociales han dejado muertos, pobreza, corrupción

  • Muchos  se preguntan ¿hasta donde va llegar la injusticia social y la violencia?

Guillermo Castillejos Avila

Si ha habido avances en el primer año de trabajo del Gobernador, corresponde juzgar a la sociedad, al Obispo no, simplemente señalaría que hay que trabajar en la justicia social y en que haya menos violencia, respondió a pregunta del comunicador, el Arzobispo de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello.

En proximidades de dar a conocer Alejandro Murat Hinojosa su informe de actividades correspondiente al primer año de gobierno, dijo que nos hace falta hacer algo mas de lo que estamos haciendo.

Destacó que en Oaxaca hay muchos recursos y muchas cualidades desaprovechadas y como iglesia siempre iremos recordando los valores, principios y hacia donde vamos, subrayó.

En la lectura del comunicado del domingo—ayer—señaló el Arzobispo en reunión con comunicadores de diarios locales y otros medios electrónicos, que hay un malestar general en la sociedad.

Me parece que no todos hemos puesto lo que está de nuestra parte, la inercia de esperar que otros solucionen, retarda la solución de problemas graves y de actitudes destructoras en el Estado.

Afirmó que Oaxaca ha sufrido mucho por culpa de éste y de aquel, ejemplificó que un cuerpo se va dañando por descuidos, mencionó preocuparle que a veces ciertas expresiones van desviando la atención  de lo que es puntual y se va  desviando también el cuidado, me refiero a los damnificados, indicó.

No avanzamos mucho si solamente nos quedamos en ésta persona o aquella otra, sin ver todo el cuerpo, no basta atender un órgano, si los órganos de alrededor se están pudriendo, dijo.

En otra parte del comunicado, señaló que sin debilitar daños de los pasados sismos, son mas cuantiosos y graves, los perjuicios de conflictos sociales en Oaxaca que han dejado muertos, heridos, pobreza, corrupción, división, ambición y violencia.

Dijo que se ha debilitado el respeto a la palabra dada y compromisos sólidos, se comercia y pisotea la vida de personas y muchos se preguntan ¿Hasta donde va llegar la injusticia social, la corrupción y la violencia?

Mencionó Chávez Botello que ante la emergencia social, urge sacar lo mejor para reconstruir juntos el tejido social.

Finalizó diciendo: seamos lucen encendidas en la noche para responder a esta emergencia social y emprender una verdadera reconstrucción de la sociedad, sosteniendo que no se puede creer en Dios y dañar a los demás.