Cobro arbitrario de 7 pesos por persona, en un servicio público

  • Se trata de un WC funcionando en el edificio de la parte oeste, de la Alameda de León

Guillermo Castillejos Avila

En Oaxaca se burla a la autoridad, cada quien hace lo que quiere o resulta de beneficio a sus intereses muy particulares; en unos servicios públicos de atención a necesidades fisiológicas, implantaron una tarifa de 7 pesos por persona de la noche a la mañana.

La necesidad está llevando a particulares tanto de paso en la ciudad de Oaxaca de Juárez—capital del Estado—como radicados en  este lugar, a someterse a disposiciones y determinaciones arbitrarias de quien o quienes administran este servicio del todo lucrativo y pagar los 7 pesos, cuando anteriormente era de 5.

Este servicio público, en cierta forma es necesario y ante esta situación, exigencia, resulta lucrativo en todas formas, de ahí que venga siendo explotado y aprovechado y se ofrezca en hoteles, estacionamientos para vehículos y hasta en domicilios particulares, donde el cobro es variable y está a disposición de quienes los imponen y explotan en forma ilegal y de acuerdo a sus intereses.

En los mercados de esta ciudad y el instalado bajo el kiosco del zócalo, cobran 3 pesos por persona, a diferencia de los 7 pesos reclamados en el que se localiza en un local del edificio ubicado en el lado oeste de la Alameda de León.

Este WC como generalmente le llaman, en ocasiones no tiene papel y de limpieza hay se va, pero de todas formas, por tratarse de un servicio público, es obligación y corresponde  a la autoridad del Ayuntamiento capitalino o incluso del gobierno del Estado,  reglamentar esta situación respecto al cobro o tarifa, para evitar la explotación de que está siendo objeto el ciudadano y particularmente la gente pobre, la mas jodida económicamente.

No hacerlo es permitir, encubrir y prestarse a la corrupción, impunidad, debe acordarse, determinar, implantar una tarifa única que podría ser de 3 pesos por persona; de la intervención, solución de la autoridad municipal a este tipo de abusos, estaremos pendientes, aun cuando están a pocos meses de dejar el cargo y rendir cuentas, que no han sido buenas ni aceptables.