Aumento salarial y mas beneficios, para burócratas, consiguió FSTSE

  • Recibirán vales de dcspensas de fin de año y bono sexenal, antes que concluya el año

Guilllermo Castillejos Avila

Un  incremento a sus salarios del 6.2 por ciento y otras prestaciones como vales de despensa y bono sexenal, recibirán trabajadores al servicio del Estado—federales— previo acuerdo del dirigente de la FSTSE con la secretaría de Hacienda y Crédito  Público del gobierno de la República.

En reunión nacional de dirigentes, encabezada por el líder de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado, el senador, Joel Anaya Almeida, se difundió en redes sociales haber logrado beneficios para los burócratas federales, entre ellos, aparte del incremento salarial, vales de despensa de fin de año por un  monto de 12 mil 100 pesos a pagar en los meses de Octubre y Noviembre del año actual.

Aparte, recibirán por concepto de bono sexenal, una cantidad no menor a los 3 mil pesos, a pagar entre la segunda quincena de Octubre y la primera de Noviembre de este 2018.

Se dijo que se rechaza el 8 por ciento de interés fijado unilateralmente por el FOVISSSTE, en créditos hipotecarios, haciendo que se cumpla lo estipulado en la Ley del ISSSTE que es del 6 por ciento.

Desaparecerán también los niveles salariales del 2 al 5 del tabulador federal de la rama administrativa, se iniciará desde el 6 y lo mas importante:

Se ratificó el compromiso de dotar de 6 mil plazas de las ramas médica y paramédica al ISSSTE, con el objetivo de garantizar el servicio médico de calidad a trabajadores del Estado y sus familiares.

NI SE VENDE, NI SE PRIVATIZA

Por otra parte, se afirmó que no se vende ni se privatiza el ISSSTE y se garantiza la recuperación del edificio central de este Instituto, ubicado en Plaza de la República de la ciudad de México.

Por lo que corresponde a las tiendas del ISSSTE cerradas, se convertirán en casas de día para los jubilados y pensionados.

De éstos personajes, los “patitos feos”, los que ya no pueden consumir azúcar ni sal y padecen multitud de enfermedades—algunas graves—no se dijo nada, los mantienen abandonados y son el “papalote” de los gobiernos federales o estatales, que se defiendan solos y continúen a expensas del ISSSTE, que les quita, no les da lo que legalmente les corresponde en  dinero, a través de sus raquíticas pensiones.